domingo, 4 de mayo de 2014

Gracias te doy corazón mío

 "Corazón", óleo de Marcela Acuña

Gracias te doy, corazón mío,
por no quejarte, por ir y venir
sin premios, sin halagos,
por diligencia innata.
    
Tienes setenta merecimientos por minuto.
Cada una de tus sístoles
es como empujar una barca
hacia alta mar
en un viaje alrededor del mundo.
    
Gracias te doy, corazón mío,
porque una y otra vez
me extraes del todo,
y sigo separada hasta en el sueño.
    
Cuidas de que no me sueñe al vuelo,
y hasta el extremo de un vuelo
para el que no se necesitan alas.
    
Gracias te doy, corazón mío,
por haberme despertado de nuevo,
y aunque es domingo,
día de descanso,
bajo mis costillas
continúa el movimiento de un día laboral.
    
De Mil alegrías -Un encanto 1967. Versión de Gerardo Beltrán



1 comentario:

FG dijo...

Ese corazón que nunca debiera dejar de latir, de sentir, de expresar la vida a base de latido tras latido.

Que pases un feliz domingo, últimamente tardo un poco en llegar a los blogs pero es por falta de tiempo, aunque siempre intento aparecer en aquellos donde siempre me siento a gusto y sé que me encantan las letras que encuentro.

Besos!